El secreto de cerdo celta

3/11/2016

Dentro de nuestro menú, puedes degustar diferentes tipos de carne del cerco celta. Una de ellas es el secreto a la plancha.

Esta es una pieza que está en la parte interna del lomo junto a la maza de la paleta, entre el tocino, en lo que sería la axila del cerdo. 

De la peculiaridad del nombre dicen que se debe a dos posibles razones. Por un lado, porque es un corte que queda oculto. Sólo puede verse si se corta el músculo en horizontal. Por el otro, se comenta que a esta sabrosa pieza le llaman así porque dadas sus cualidades, eran partes que los carniceros se guardaban para su consumo.

Debido a su ubicación, es una carne que acumula grasa infiltrada en la masa muscular, creando un veteado blanco que le proporciona una textura y un sabor excepcional. Esto la ha convertido en la actualidad, en una de las partes del cerco más valoradas. 

La mejor manera de cocinar el secreto es a la parrilla, añadiéndole únicamente sal gorda., ya que es una carne que, al tener bastante grasa veteada e infiltrada en la pieza, resulta muy sabrosa y jugosa, por lo que no requiere especias ni otros añadidos.

A diferencia del secreto del cerdo ibérico, el del celta tiene un poco menos de grasa.