Mirador de Ézaro e unha cascada sobre o mar

26/8/2016

O Ézaro, es un pequeño puerto pesquero del municipio de Dumbría. Un lugar de gran interés turístico por su cascada y el mirador. Estas dos estampas se han hecho más famosas después de que la Vuelta Ciclista a España recorriese su escarpada carretera en las últimas ediciones.

En lo primero que nos fijamos, cuando estamos en la parte inferior del puerto, a la altura de la playa, un arenal con forma de ensenada con base de arena de color blanco, es en la cascada, la “Fervenza do Ézaro”.

Un salto de agua de 40 metros de altitud que conecta el río Xallas con el Océano Atlántico. Una cascada que genera también un pozo de más de dieciséis metros de profundidad. Esta se puede disfrutar tanto de noche como de día, ya que se ilumina en ciertos días para que los curiosos puedan acercarse a contemplarla.

Esta belleza de la naturaleza fue descrita en 1975, por el Padre Sarmiento en su “Viaje de Galicia” de la siguiente forma:

“No pude acercarme a ver como se despeña, pero pasé muy cerca del sitio, y me informé, que cae no haciendo salto o catarata, sino precipitándose y haciendo cascada y haciendo un pozo de inmensa profundidad, y peligroso y levantado uno como monte de espuma y polvoreda, pues el Ézaro lleva mucha agua”.

Al lado de la cascada se encuentra también el Museo de la Electricidad, lugar en el que se alojan las antiguas instalaciones de la denominada “Central de o Pindo”.

Si dejamos a un lado la cascada y el museo, nos encontraremos frente a frente con la carretera que sube al mirador, la cual llega a tener porcentajes del 30%. Ya arriba, en el mirador, tenemos una vista panorámica de la desembocadura del río Xallas o río Ézaro, el cabo Fisterra, las islas Lobeiras, el Monte Pindo y el embalse artifical de Santa Uxía, ubicado en la parte superior del Monte y desde el que tendremos acceso.

Imagen: unpasounafoto.blogspot.com